Los trabajadores de los hipermercados en Francia secundan una inédita y exitosa jornada de huelga

Posted on

Los trabajadores de las grandes superficies comerciales han respondido de forma masiva al llamamiento a la huelga lanzado por los tres principales sindicatos franceses (DGT, FO y CFDT) en protesta por las condiciones laborales y la falta de poder adquisitivo.

Se trata de la primera gran movilización coordinada en el sector de la distribución, donde la proporción de salarios ‘basura’ y empleados a tiempo parcial es muy elevada. De los 650.000 trabajadores del sector, el 37% lo son a tiempo parcial, una proporción que llega al 55% en el caso de las mujeres. En cuanto al sueldo, el de una cajera oscila entre los 850 euros netos al mes por 29 horas de trabajo y los 1.050 euros por una jornada de 35 horas.

Los clientes de Carrefour, Auchan, Picard, Casino o Lidl se han visto en dificultades para hacer sus compras en estos establecimientos por el seguimiento que ha tenido la jornada de protesta, especialmente entre el personal de las cajas.

Aunque no se han cerrado las puertas de los grandes supermercados, se han realizado paros de una a dos horas. Fuentes sindicales calculan en un 80% el grado de adhesión a la huelga en los centros de Carrefour.

«Nos felicitamos de haber logrado por fin a una acción unitaria. Estoy convencido de que si seguís así de movilizados obligaremos a los patrones a negociar», decía Bernard Thibault, secretario general de la CGT, a los trabajadores de un centro de Carrefour.

La movilización ha tenido un especial éxito en el sur del país como lo demuestra por ejemplo que un centro comercial de Niza, el segundo Carrefour más grande de Francia, hiciera una caja de tan sólo 3.500 euros, cuando un día normal ingresa 550.000.

En las firmas pequeñas, como Lidl o Picard, la huelga a tenido un seguimiento menor, a penas un 20% de los efectivos, según las cifras manejadas por el sindicato Fuerza Obrera (FO). Las pequeñas superficies, sobre todo en el centro de las ciudades, tienen poco personal y algunos ni siquiera tienen un delegado sindical.

MALESTAR

El malestar de los trabajadores se vio espoleado tras las propuestas realizadas el pasado jueves 31 de enero por la patronal del sector de la distribución, que no convencieron a los sindicatos. Para la CGT «la realidad salarial ya no es sostenible y hace falta que los empresarios acepten revalorizar los sueldos».

El presidente de la Federación de empresas de comercio y distribución, Jérôme Bédier, sin embargo, niega la versión sindical. «Hace falta decir la verdad. Nuestro sector no es es un sector de empleo precario. El 90% de los trabajadores tienen un contrato indefinido», explicaba en RTL.

En cuanto a la denuncia de que se imponen los trabajos a tiempo parcial, Bédier admite que hay, efectivamente, un 37% de contratos a tiempo parcial, pero matiza que nadie está por debajo del Salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo que trabaja.

Fuente: Finanzas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top